viernes, 11 de enero de 2013

MANCHA SOLAR AR1654 - VARIABILIDAD SOLAR Y CLIMA TERRESTRE


video

La Mancha Solar AR 1654 está creciendo bastante activa; ha producido llamaradas solares clase M, que se pueden apreciar en la película que abre esta entrada, la cual que fue tomada en la mañana de hoy por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA a las 09:11 UTC (06:11 hora Chile continental verano).
A medida que el Sol gira, la mancha AR1654 se aprecia cada vez más grande y quedará luego enfrentando a la Tierra. Como está dirigida hacia nuestro planeta, romperá la tranquilidad que había alrededor de nuestro planeta ante el eventual aumento de erupciones.

Space Weather también señala un tema relacionado con el Sol y que se refiere a la variabilidad solar y el clima terrestre, y que corresponde al informe  publicado por el Consejo Nacional de Investigación (NCR),  bajo el titulo “Los Efectos de la Variabilidad Solar sobre el Clima de la Tierra en el cual expone algunas de las formas más sorprendentes y complejas como la actividad solar puede hacerse sentir en nuestro planeta.

  
Estas seis imágenes tomadas por el  SDO en diferentes períodos, fueron  elegidos para mostrar una imagen representativa de cada seis meses, en un seguimiento del aumento del nivel de actividad solar. La primera misión comenzó a producir imágenes consistentes en mayo de 2010. El periodo de máximo solar se espera en 2013. Las imágenes fueron tomadas en la longitud de onda de 171 Angstrom en luz ultravioleta extrema.

En el esquema de las cosas galácticas, el Sol es una estrella muy constante. Mientras que algunas estrellas exhiben dramáticas pulsaciones, tanto en tamaño y brillo, a veces incluso de explosión, la luminosidad de nuestro propio sol solo varía un mísero 0,1% a lo largo del ciclo solar de 11 años. Sin embargo, existe una creciente comprensión de los investigadores, de que estas variaciones aparentemente pequeñas, pueden tener un significativo efecto sobre el clima de la Tierra.
Para entender la conexión del clima solar, requiere una amplia experiencia en el ámbito como la física del plasma, la actividad solar, la química atmosférica y la dinámica de los fluidos, la física de partículas energéticas y la historia de la Tierra.

Uno de los participantes, Greg Kopp, del Laboratorio de Física Atmosférica y Espacial de la Universidad de Colorado, señaló que si bien las variaciones en la luminosidad en un ciclo solar de 11 años son sólo una décima parte del uno por ciento de la producción total del sol, una fracción tan pequeña es todavía importante. "Incluso las típicas variaciones a corto plazo del 0,1% en la radiación incidente superar todas las otras fuentes de energía (como la radiactividad natural en el núcleo de la Tierra) combinados", dice.
De particular importancia es la radiación solar en el rango del ultravioleta extremo (EUV), que culmina en los años alrededor del máximo solar. Dentro de la banda relativamente estrecha de longitudes de onda UVE, la actividad del sol no varía por un minúsculo 0,1%, pero esto puede afectar seriamente la química y la estructura térmica de la atmósfera superior. Varios investigadores discuten cómo los cambios en la atmósfera superior puedan afectar  la superficie terrestre.
Charles Jackman del Goddard Space Flight Center describió cómo los óxidos de nitrógeno (NOx) creados por las partículas energéticas solares y los rayos cósmicos en la estratosfera podrían reducir los niveles de ozono en un pequeño porcentaje. Debido que el ozono absorbe la radiación UV, menos ozono significa que más rayos UV del Sol lleguen a la Tierra.
Gerald Meehl, del Centro Nacional para la Investigación Atmosférica (NCAR) presentó pruebas convincentes de que la variabilidad solar  deja una huella en el clima, especialmente en el Pacífico. Según el informe, cuando los investigadores observaron los datos de la temperatura superficial del mar durante años pico de manchas solares, la zona tropical del Pacífico muestreó un patrón pronunciado de la corriente de la Niña, con un enfriamiento de casi un 1º C en el Pacífico ecuatorial oriental. Además, "hay signos de aumento en la precipitación en la ZCIT del Pacífico (Zona Intertropical de Convergencia) y ZCPS (Zona de Convergencia del Pacífico Sur), así como por encima de lo normal a nivel del mar la presión en el norte y en latitudes medias del Pacífico Sur" que están correlacionados con los picos en el ciclo de las manchas solares.
Las señales de ciclos solares son tan fuertes en el Pacífico, que Meehl y sus colegas han comenzado a preguntarse si algo en el sistema climático del Pacífico está actuando para completarlos. "Uno de los misterios relacionadas con el sistema climático de la Tierra es como las fluctuaciones relativamente pequeñas del ciclo solar de 11 años puede producir la magnitud de las señales climáticas observadas en el Pacífico tropical." 
En años recientes, los investigadores han considerado la posibilidad de que el sol juega un papel en el calentamiento global. Después de todo, el sol es la principal fuente de calor para nuestro planeta. El informe del NRC sugiere, sin embargo, que la influencia de la variabilidad solar es más regional que global. 
Las variaciones en el campo magnético terrestre y la circulación atmosférica puede afectar a la deposición de radioisótopos mucho más que la actividad solar actual. Un mejor registro a largo plazo de la radiación del sol puede ser codificado en las rocas y los sedimentos de la Luna o Marte; el estudio de otros mundos podrían ser la clave para  nuestro planeta.
El texto completo de La Variabilidad Solar y el Clima Terrestre” (Solar Variability and Terrestrial Climate) se encuentra en:
El informe completo: "Los efectos de la variabilidad solar sobre el clima de la Tierra", un informe del taller (2012) Junta de Estudios del Espacio  (SSB) está disponible en National Academies Press : http://www.nap.edu/catalog.php?record_id=13519 .
Fuente: Space Weather 11.ene.2013 / NASA Science / Science News  08.01.2013

No hay comentarios: