Noticias

Loading...

jueves, 23 de abril de 2015

PRIMERA DETECCIÓN DIRECTA DEL ESPECTRO VISIBLE REFLEJADA DE UN EXOPLANETA

Ilustración artística del exoplaneta  51 Pegasi b. Crédito: ESO

El exoplaneta 51 Pegasi b  como su estrella anfitriona, 51 PEGASI, están entre los objetos disponibles en el concurso público de IAU “Name Exoworlds” para proponer nombres con los que bautizarlos. El exoplaneta se encuentra a unos 50 años luz de la Tierra, en la constelación del Pegaso. Fue descubierto en 1995 y siempre será recordado como el primer exoplaneta confirmado orbitando una estrella ordinaria como el Sol. Anteriormente, se habían detectado dos objetos planetarios orbitando en el entorno hostil de un púlsar. 51 Pegasi b también es considerado el arquetipo de Júpiter caliente, un tipo de planetas que ahora se sabe que son relativamente comunes, similares a Júpiter en tamaño y masa, pero que orbitan mucho más cerca de su estrella madre.
Desde este descubrimiento que en su momento  hizo historia, se han confirmado más de 1.900 exoplanetas en 1.200 sistemas planetarios, pero, en el año del vigésimo aniversario de su descubrimiento, 51 Pegasi b vuelve a escena una vez más para proporcionar otro avance en el estudio de los exoplanetas.
El equipo que hizo esta nueva detección fue dirigido por Jorge Martins, del Instituto de Astrofísica y Ciencias del Espacio (IA) y la Universidad de Oporto (Portugal), y que actualmente es estudiante de doctorado en ESO en Chile. Utilizaron el instrumento HARPS, instalado en el Telescopio de 3,6 metros de ESO, en el Observatorio La Silla (Chile).
En la actualidad, el método más utilizado para examinar la atmósfera de un exoplaneta es observar el espectro de la estrella anfitriona a medida que se filtra a través de la atmósfera del planeta durante el tránsito (una técnica conocida como espectroscopía de transmisión). Un enfoque alternativo es observar el sistema cuando la estrella pasa por delante del planeta, lo que principalmente ofrece información sobre la temperatura de los exoplanetas.
Anteriormente los astrónomos  fueron capaces de estudiar las atmósferas de exoplanetas solo cuando el exoplaneta y su estrella se alineaban con respecto a la Tierra. Crédito Sara Seager del MIT / EarthSky
La nueva técnica no depende de encontrar un tránsito planetario, por lo que potencialmente podría usarse para el estudio de muchos más exoplanetas. Permite detectar el espectro planetario directamente en luz visible, lo que significa que se pueden deducir diferentes características del planeta que son inaccesibles utilizando otras técnicas.
El espectro de la estrella anfitriona se utiliza como una plantilla que permite guiar la búsqueda de una firma similar de luz que se espera se refleje en el planeta a medida que describe su órbita. Es una tarea sumamente difícil ya que los planetas son increíblemente débiles en comparación con sus deslumbrantes estrellas anfitrionas.
También es común que la señal del planeta pueda verse saturada por otros pequeños efectos y fuentes de ruido. El desafío es similar a tratar de estudiar el tenue brillo reflejado por un diminuto insecto volando alrededor de una luz brillante y distante. Ante tal adversidad, el éxito de la técnica cuando se aplica a los datos de 51 Pegasi b recogidos por HARPS, proporciona una valiosísima prueba de concepto.
Jorge Martins explica: "Este tipo de técnica de detección es de gran importancia científica, ya que permite medir la masa y la inclinación real de la órbita del planeta, esenciales para entender mejor todo el sistema. También nos permite estimar la reflectancia del planeta (o albedo), que puede utilizarse para inferir la composición tanto de la superficie como de la atmósfera del planeta".
El círculo muestra como se ve a través de prismáticos con un grado 4,5 FOV - Crédito: Blog Exoplanetology
Se ha descubierto que 51 Pegasi b tiene una masa de alrededor de la mitad de la de Júpiter y una órbita con una inclinación de cerca de nueve grados en dirección a la Tierra. Esto significa que la órbita del planeta está cerca de ser vista de canto desde la Tierra, aunque esto es no suficiente para observar tránsitos.  El planeta también parece ser más grande que Júpiter en diámetro y  altamente reflectante. Estas son características típicas de un Júpiter caliente que está muy cerca de su estrella anfitriona y, por lo tanto, expuesto a su intensa luz.
HARPS ha sido esencial para el trabajo de este equipo, pero el hecho de que el resultado se obtuviese usando el Telescopio de 3,6 metros de ESO, que tiene un rango limitado de aplicación con esta técnica, es una noticia emocionante para los astrónomos. Los equipos de este tipo ya existentes van a ser superados por instrumentos mucho más avanzados instalados en telescopios más grandes, como el VLT (Very Large Telescope) y el futuro E-ELT (European Extremely Large Telescope, Telescopio Europeo Extremadamente Grande).
El instrumento ESPRESSO, instalado en el VLT, y, en el futuro, otros instrumentos incluso más potentes instalados en telescopios mucho más grandes, como el E-ELT, permitirá un aumento significativo en la capacidad de precisión y captación de luz,  ayudando a la detección de exoplanetas más pequeños e incrementando los detalles en los datos sobre planetas similares a 51 Pegasi b, ambos de ESO.
"Ahora esperamos con impaciencia la primera luz del espectrógrafo ESPRESSO, instalado en el VLT, para poder hacer estudios más detallados de este y otros sistemas planetarios," concluye Nuno Santos (del IA y la Universidad de Oporto), coautor del artículo.
Este trabajo de investigación se presenta en el artículo científico titulado “Evidence for a Spectroscopic Direct Detectionof Reflected Light from 51 Peg b”, por J. Martins et al., y aparece en la revista Astronomy & Astrophysics, Vol.576 / A134 del 22 de abril de 2015.

Fuente ESO 1517es - 23.abril.2015

domingo, 19 de abril de 2015

"CME" ENTRANTE - POSIBLES TORMENTAS SOLARES PARA EL DÍA DE LA TIERRA




Ayer, 18 de abril, un filamento magnético unido al grupo de manchas solares AR2321 estalló, produciendo una llamarada solar  clase C5. Una llamarada solar es una explosión que ocurre en la fotosfera del Sol cuando la energía almacenada en campos magnéticos localizados encima de las manchas solares, es soltada repentinamente, produciendo estallidos de radiación a través del espectro electromagnético, desde ondas de radio hasta  Rayos X y Rayos Gamma.[más información].
Una película obtenida por el Observatorio de Dinámica Solar de la NASA (SDO), muestra la división de filamentos en la atmósfera del Sol, precipitándose fuera del lugar de la explosión.
Al escapar, una parte del filamento formó un débil núcleo de CME (Eyección de Masa Coronal), el cual ahora se dirige casi directamente hacia la Tierra. La nube debe llegar a nuestro planeta durante las últimas horas del 21 de abril. 
Además, esta combinada con una corriente de viento solar ya en camino; el impacto podría provocar tormentas geomagnéticas alrededor de los polos el Día de la Tierra, el miércoles 22 de abril.
Se trata de una CME menor lanzada por una pequeña llamarada de clase C, por lo que es natural esperar tormentas de poca importancia cuando llega la CME. Es notable, sin embargo, que la intensa tormenta geomagnética del  17 de marzo de 2015, fue provocada por una llamarada clase  C. La CME sólo fue un poco más intensa que ésta.
El "Día de San Patricio Storm" nos recuerda que cualquier impacto de una CME puede producir una perturbación significativa. ¿Cómo serán las auroras del Día de la Tierra?
El SDO de la NASA también está  monitoreando un agujero en la atmósfera del Sol, un "agujero coronal". En la imagen que precede es de color azul oscuro al ser registrado en el rango del ultravioleta extremo y fue tomada por el Observatorio de Dinámica Solar el 17 de abril. 
Los agujeros coronales son lugares donde el campo magnético del sol se abre y permite que el viento solar se escape. En la imagen, el campo magnético del sol se traza por lazos blancos. Las flechas muestran el flujo de material fuera del agujero.
Agujeros en la atmósfera del Sol no son inusuales; aparecen varias veces al mes. Una corriente de viento solar que fluye de este agujero coronal particular, probablemente llegará a la Tierra el 22 de abril, al mismo tiempo que la CME mencionada más arriba. Esto significa que podríamos tener auroras para Día de la Tierra
Fuente: Space Weather - Crédito de las imágenes: SDO Space Weather


A propósito del Día de la Tierra,  en Chile se programó una celebración a nivel nacional para el 19 de abril, en el cual se llamó a la ciudadanía, a las empresas y organismos públicos, apagar por una hora, todas las luces de sus edificios.

sábado, 18 de abril de 2015

ROVER CURIOSITY FABRICANDO PISTAS Y HACIENDO OBERVACIONES




Imagen: El Rover Curiosidad – Curiosity – de la NASA en el Planeta Marte, utilizando su cámara de navegación NavCam, capturó esta escena hacia el lado oeste de donde se encuentra.
 Crédito de la foto: NASA/JPL-Caltech

El Rover Marciano Curiosity de la NASA continúa  efectuando observaciones científicas sobre la marcha durante  de este mes. El 16 de abril, la misión pasó los 10 kilómetros (6,214 millas) de manejo total desde su aterrizaje en  2012, incluyendo cerca de un quinto de milla (310 metros) en  lo que va del mes.
El Rover ha trazado un verdadero senderismo a través de una serie de valles poco profundos entre el afloramiento "Pahrump Hills", que investigó durante seis meses, y el siguiente destino científico "Logan Pass", que todavía está a unos 200 metros, por delante hacia el suroeste.
"No sólo hemos estado haciendo las pistas, sino también la realización de observaciones importantes para caracterizar rocas que estamos pasando, y algo más al sur, en los puntos de vista seleccionados", dijo John Grant, del Museo Nacional del Aire y del Espacio, Washington. Grant es un miembro del equipo científico del Curiosidad que ha estado en los últimos días de planificador en el largo plazo del equipo.
Una unidad de 63,5 metros (208 pies) durante el 957o día marciano de la misión, en la  madrugada del jueves, el Curiosity  completó un total acumulado de 10 kilómetros de distancia total en suelo marciano. Esto se basa en la distancia  cubierta por cada unidad;  el vehículo completó los 10 km, la  semana pasada, la cuenta asignada se considera la medida más precisa de la distancia recorrida, con exclusión del deslizamiento de las ruedas.
La estrella verde marca la ubicación de Rover Curiosity en Marte, después de estar en Marte  957 días marcianos (o 957 sol marciano) correspondiente al 16 de abril del año 2015. El mapa cubre un área aproximada de 2 kilómetros de ancho. Curiosidad marcianizó en Marte en agosto del año 2012; la unidad denominada Sol, en este caso Sol 957, corresponde a la distancia total de conducción más allá de la de la marca de 10 Km. El Rover está pasando por una serie de valles poco profundos en un camino de afloramiento denominado “Pahrump Hills”  que ha estado investigandio durante 6 meses; ahora sigue a su próximo destino, llamado “El Paso de Logan”.El mapa utiliza imágenes de la Cámara Experimental Ciantífica de Imágenes de Alta Resolución (HIRISE) del Mars Reconnaissance Orbiter de la NASA.  Credito de la imagen:  NASA / JPL-Caltech
El Curiosidad está examinando las faldas en capas de una montaña en el Monte Sharp, para investigar cómo el ambiente antiguo de la región evolucionó de lagos y ríos a condiciones mucho más secas. Los sitios en Pahrump Hills tienen expuestos la capa geológica basal de la montaña, llamada la formación Murray. Cerca de allí, las motas de alto standing son ejemplos de un terreno llamado la unidad del lavadero, por su aspecto ondulado como se ve desde la órbita.
"El canal que estamos conduciendo a (su) través,  está limitada por la exposición de la unidad Tabla de Lavar, con lagunas en algunos lugares que nos permiten ver más al sur, a las mayores exposiciones de él", dijo Grant."En el paso de Logan, esperamos poder investigar la relación entre la formación de Murray y la unidad del lavadero, para ayudarnos a entender el entorno sedimentario antiguo y cómo están cambiando las condiciones ambientales. Las observaciones que estamos haciendo ahora ayudaran a establecer el contexto para lo que veremos allí”.
"La movilidad del Rover ha sido crucial, porque eso es lo que nos permite llegar a los mejores sitios para investigar", dice Grant. "La capacidad para llegar a las diferentes secciones del disco de rock construye más confianza en su interpretación de cada sección."
A partir de las observaciones hechas por el Orbitador de Reconocimiento de Marte de la NASA, topográficamente el terreno surcado semejante a una unidad de lavadero, se ha mapeado en muchos lugares alrededor del monte Sharp - en el flanco sur de la montaña, así como la curiosidad flanco norte está subiendo - y en las llanuras circundantes.
"La comprensión de la unidad del lavadero y qué procesos formó podría poner lo que hemos estado estudiando en un contexto más amplio", dijo Grant.
El Rover Curiosidad pasó gran parte de sus primeros 12 meses en Marte investigando los alrededores de su lugar de marcianizaje al norte del monte de Sharp. Los hallazgos durante ese período incluyeron evidencias de antiguos ríos y un ambiente lecho del lago que ofrece condiciones favorables para la vida microbiana, si es que  Marte alguna vez albergó vida. Después de salir de la zona de marcianizaje, el Curiosidad fue conducido hasta llegar al Monte Sharp, con algunas paradas prolongadas en waypoints a lo largo de la ruta antes de llegar en septiembre de 2014.
El Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, una división del Instituto de Tecnología de California en Pasadena, construyó el Rover y gestionó el proyecto para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA en Washington. 
Fuente:NASA / JPL-Caltech 16,abril.2015
Enlace al vídeo "Curiosity Rover Report"
Para obtener más información acerca de la curiosidad, visite: http://www.nasa.gov/msl / http://mars.jpl.nasa.gov/msl/

viernes, 17 de abril de 2015

LA TIERRA VISTA DESDE LA ÓRBITA EL AÑO 2014



Todos los días de cada año, los satélites de la NASA proporcionan datos útiles     sobre nuestro planeta Tierra; y en el camino, entregan también  hermosas imágenes.

Este vídeo muestra imágenes satelitales obtenidas durante el  año 2014 por la NASA y también de sus socios  y un vídeo de lapso de tiempo desde la Estación Espacial Internacional (ISS sus siglas en inglés). También se incluyen una serie de visualizaciones de datos, la aplicación de modelos y una animación conceptual que fue producida en el año 2014 (en algunos casos podría haber sido la utilización de datos obtenidos en años anteriores).

A continuación se muestra una lista completa de las imágenes incluidas. Para descargar la versión HD de este vídeo:
? http://svs.gsfc.nasa.gov/goto 11858 Glaciar San Quintín, Chile.ISERV Pathfinder instrumento en la ISS.
Volcán Kuh-i-Bazmán, Irán.Astronauta fotografía ISS038-E-25895
Kavir Desierto, Irán. Fotografía del astronauta ISS038-E-47388.
Fuente: NASA Goddard




LETARGO SOLAR

Imagen detallada de un conjunto de manchas solares observadas en el rango de luz visible. La umbra y la penumbra son claramente discernibles así como la granulación solar. Crédito Kelvinsong

Ha estado circulando desde alrededor del año 2010 la noticia de que nuestra estrella – el Sol – se estaría apagando, insinuando eventuales catástrofes que afectaría a la humanidad.
La preocupación  se está generalizando  debido a interpretaciones alarmistas, el comportamiento de nuestra estrella está de acuerdo a ciclos que siempre ha tenido pero que la humanidad solo los ha conocido desde el momento en que ha logrado registrarlos.
Consideremos que son interpretaciones equivocadas, pensar lo contrario es fomentar una inexistente inquietud de eventos normales en la vida de una estrella, que según nuestro concepto del tiempo, a veces no alcanzamos a ver en una generación humana.

Del Sol mucho se conoce, pero aún falta lograr un conocimiento mejor, el cual se está logrando  mediante los avances de la tecnología.
El Sol se formó hace unos 4.600 millones de años, a partir de nubes de gas y polvo que contenían residuos de generaciones anteriores de estrellas. El Sol no se encendió ni se apagará cual hoguera; se activó cuando en su interior se inició la reacción nuclear de fusión en la cual cuatro átomos de hidrógeno se fusionan transformándose en un átomo de helio; aún le queda combustible para un período de 4.700 millones de años más, o sea, se encuentra en la secuencia principal. Cada segundo se transforman 700 millones de toneladas de hidrógeno en cenizas de helio, proceso que transforma 5 millones de toneladas de materia en energía, como resultado el Sol se vuelve más liviano.

Como toda estrella, el Sol pasa por ciclos que vienen acompañados de cambios, desde que se tienen registro de ellos, los científicos han contabilizado 23 ciclos, y en la actualidad, estamos en el ciclo 24.
Las observaciones del Sol realizadas a lo largo de  los últimos siglos, indican que la actividad solar está caracterizada por el número de manchas solares, las cuales alcanzan sus máximos y mínimos en períodos de 11 años. Basándose en los modelos existentes, los científicos que estudian el Sol, pueden  efectuar pronósticos que les permiten conocer el comportamiento del siguiente ciclo de actividad solar.
De acuerdo a las variaciones encontradas, el próximo ciclo solar se caracterizará por la baja intensidad del Sol, que a nuestro planeta Tierra le significará tener inviernos un poco más crudos, que en algunos lugares podrán llegar a tener temperaturas más bajas que las habituales.
Por lo tanto, decir que el actual ciclo solar, el ciclo Nº 24, será distinto a los demás, no es nuevo ni extraño, solo que está siendo de una intensidad bastante inferior, aproximadamente en -46% menor que las anteriores.

¿Si este ciclo solar tendrá una intensidad menor, como será el próximo?
Una vez que se obtengan mayores datos, se tendrá una mejor respuesta, para lo cual, se tiene que fijar cómo será el movimiento de oscilación torsional solar. El Sol genera un nuevo flujo magnético cerca de los polos cada 11 años el cual migra lentamente a lo largo de un periodo de 17 años hacia el ecuador y se asocia con la producción de manchas solares una vez que alcanza la latitud crítica de 22 grados, este flujo magnético se encuentra a una profundidad aproximada de entre 2.000 a 7.000 kilómetros de la superficie solar.

Estudios independientes sobre la superficie, el interior y la atmósfera superior del Sol coinciden en que el siguiente ciclo solar tendrá bastante retraso si es que llega a tener lugar, por cuanto el siguiente siclo debería comenzar aproximadamente  en el año 2020. En la actualidad, los datos indican que pronto tendrá lugar lo que se conoce como mínimo solar, el que es un período de baja actividad del Sol.

Este “letargo solar” ha sido comparado con los mínimos solares más profundos registrados entre los años 1645 y 1715, conocido como el Mínimo de Maunder. Los científicos han anunciado que cuando finalice el último ciclo de Manchas Solares, es factible que el Sol entre en un período de hibernación. Este periodo de aproximadamente 70 años, coincidió anteriormente con la etapa más fría de la “Pequeña Edad del Hielo”, cuando se congelaban los canales de Europa y los glaciares eran comunes en los pueblos montañeses.

“Tenemos algunos datos interesantes que indican que la actividad solar está relacionada con el clima, pero no comprendemos esa relación” comenta Dean Pesnell, científico del Observatorio de Dinámica Solar (SDO) de la NASA; él no cree que otro mínimo solar produzca un letargo frío y agrega: “Hemos añadido cantidades considerables de dióxido de carbono, metano y otros gases de efecto invernadero en la atmósfera; no creo que viéramos hoy los mismos efectos si el Sol viviera otro período como el Mínimo de Maunder”.
Las manchas solares son esas marcas oscuras y frías con una intensa actividad magnética que aparecen en la superficie solar; algunas de ellas, pueden tener un tamaño superior a la Tierra. Durante siglos, los científicos han utilizado las manchas solares para detectar los niveles máximos y mínimos del magnetismo del Sol. Los astrónomos del siglo XVII – Galileo Galilei y Giovanni Cassini – detectaron por separado manchas solares y descubrieron la falta de actividad durante el Mínimo de Maunder.
En el siglo XIX los científicos descubrieron que las manchas solares van y vienen en forma regular en ciclos que duran unos 11 años y se esperaba que en el año 2013 habría un máximo de actividad solar.

La investigación ha detectado que las manchas solares  han perdido fuerza. Matt Penn del Observatorio Solar Nacional y sus colegas, analizaron 13 años de datos de manchas solares tomados por el Telescopio Solar McMath-Pierce de Kitt Peak – Arizona y descubrieron una tendencia en el largo plazo del debilitamiento de las manchas solares, que de continuar, podría provocar que el campo magnético del Sol no serían lo suficientemente fuerte para producir manchas solares durante el próximo Ciclo Solar 25. Durante una reunión con la prensa, Penn afirmó que “Las manchas oscuras se están volviendo más brillantes”. Basándose en sus datos, el equipo afirmó que el ciclo solar actual, cuando finalice, habrá sido “La mitad de intenso que el Ciclo 23, y el próximo podría no tener manchas solares”.

Frank Hill del Observatorio Solar Nacional y sus colegas, llevaron a cabo un estudio independiente de los ciclos solares a través de una técnica llamada heliosismología que les permitió comentar a la prensa que “La oscilación de torsión para el Ciclo Solar 24 apareció por primera vez en 1997, lo que significa que el flujo del Ciclo 25 debería haber aparecido en los años 2008 o 2009, pero no ha sido así”.
Según Hill, sus datos parecen indicarle que el inicio del Ciclo Solar 25 podría retrasarse hasta el año 2022 (unos 2 años más tarde) o “incluso, podría no llegar a tener lugar”.

El Director del Programa de Investigación de la Corona del Sol para el Observatorio Solar Nacional (NSO) de la Fuerza Aérea Norteamericana  Richard Altrock, ha observado reveladores cambios en el fenómeno magnético en la corona solar, la capa más tenue de su atmósfera superior.
Este rápido movimiento hacia los polos de los elementos magnéticos en la corona, está relacionado con el aumento de la actividad solar: Un ciclo alcanza su máximo cuando la actividad magnética alcanza unos 76 grados de altitud norte y sur del ecuador del Sol. El movimiento hacia los polos también está relacionado con el hecho de que el Sol barra el campo magnético vinculado al ciclo solar anterior, dando paso a un nuevo campo magnético y a un nuevo ciclo de manchas solares.
Sin embargo, el  movimiento hacia los polos fue lento, lo que significó un máximo solar muy débil  en el año 2013  pudiendo retrasar o incluso evitar el inicio del próximo ciclo solar.

Durante una reunión de la Sociedad Astronómica Americana  celebrada en Las Cruces (Nuevo México) según comentaron los científicos, estos estudios dan a entender que el Ciclo Solar 25 podría no tener lugar. Sin embargo, el posible letargo del Sol no es motivo de alarma según Hill, que agrega: “Ha ocurrido anteriormente y la vida sigue su curso; no estoy preocupado, al revés, es emocionante”.

Enlace al vídeo “Eyección de Masa Coronal Tormenta de Radiación” del 08 de enero de 2014-Crédito del vídeo LASCO C2

Por otra parte, la disminución de las manchas solares no significa necesariamente que disminuyan otras características solares, como las prominencias, que pueden producir Eyecciones de Masa Coronal (CME), las cuales puedan dar hermosas auroras boreales; “De hecho se registraron auroras en forma regular durante el Mínimo de Maunder”, confirma Pesnell, quién además, cree que estos inusuales cambios de los ciclos de actividad solar ofrecen una inusual y sin precedente oportunidad  para que los científicos evalúen las teorías de como el Sol crea y destruye campos magnéticos. La falta de actividad magnética, puede ser de mucha ayuda para la ciencia; las fuertes  tormentas solares pueden emitir partículas que interfieren en la comunicación por radio, afectan las redes eléctricas e incluso pueden producir un excesivo arrastre en los satélites.

Finalmente, se puede decir que el próximo ciclo solar, vendrá acompañado de grandes cambios, pero será más tardío y bastante más débil que los ciclos anteriores, hay que añadir el riesgo de que inclusive estando en el mínimo solar, los riesgos derivados del Sol también están presentes y por lo tanto deben preocupar, ya que el campo magnético del Sol es más débil y por ello no puede bloquear la entrada de los rayos cósmicos.
El letargo del solar  puede suponer, a lo mucho, una bajada de un par de grados en la temperatura media global. Durante las Edades de Hielo, la temperatura media dela Tierra baja unos 5ºC, aun así, hay zonas que se enfría más allá de esa temperatura como al mismo tiempo, otras zonas se vuelven más calurosas. La situación actual por la cual atraviesa el Sol, y con la tecnología que el planeta cuenta, un bajada de 2ºC está muy lejos de que un letargo suponga una amenaza.
Fuente: SDO / Wikipedia / Yamelose / National Geographic / Grupo Amateur de Meteorología Espacial (José María Lleras García) / Antena 3 / Estrellas y Borrascas /Ciencia de Sofá / et al.






 [U1]

martes, 14 de abril de 2015

COMIENZA LA CONSTRUCCIÓN DEL LARGE SYNOPTIC SURVEY TELESCOPE – “LSST”

Crédito de la fotografía: LSST

Hoy 14 de abril de 2015, se reunió un grupo en el norte de Chile para participar en la tradicional ceremonia de colocación de la Primera Piedra.
La ceremonia marca el inicio de la construcción de un telescopio que va a utilizar la cámara digital más grande del mundo para participar en la encuesta más completa jamás efectuada del cielo austral.

El Gran Telescopio de 8 metros para Rastreos Sinópticos tomará imágenes de todo el cielo visible un par de veces a la semana durante 10 años. Se espera para ver la primera luz en 2019 y comenzará a funcionar plenamente en 2022.

Colaboradores de la Fundación Nacional de Ciencias de Estados Unidos, el Departamento de Energía del Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, Estados Unidos y la Comisión Nacional de Investigación Científica y Technologica, junto con varios otros socios público-privadas internacionales participarán en la ceremonia.

"Hoy en día, nos embarcamos en un momento emocionante en la historia de la astronomía", dice el director de la NSF,Francia, A. Córdova, astrofísico, en un comunicado de prensa . "NSF está encantado de liderar el camino en la financiación de una instalación única que tiene el potencial para transformar nuestro conocimiento del universo."

Equipado con una cámara digital de 3 mil millones de píxeles, El LSST [Large Synoptic Survey Telescope] podrá observar objetos a medida que cambian o se mueven, proporcionando información sobre los eventos transitorios de corta duración, como las explosiones astronómicas y las trayectorias orbitales de los asteroides potencialmente peligrosos.
El LSST tomará más de 800 imágenes panorámicas del cielo cada noche, lo que permite mapas detallados de la Vía Láctea y de nuestro propio sistema solar y la cartografía de miles de millones de galaxias remotas. Sus observaciones también permitirán investigar las huellas de la materia oscura y la energía oscura en la evolución del universo.

"Estamos muy emocionados de ver el inicio de la construcción de la cumbre de la instalación LSST", dice James Siegrist, de DOE, director asociado de ciencias de la física de alta energía. "Mediante la recopilación de un conjunto de datos única de miles de millones de galaxias, LSST proporcionará múltiples sondas de la energía oscura, ayudando a afrontar uno de los mayores misterios de la ciencia."
NSF y DOE compartirán responsabilidades durante la vida útil del proyecto. La NSF, a través de su colaboración con la Asociación de Universidades para la Investigación en Astronomía, desarrollará el sitio y el telescopio, junto con el amplio sistema de gestión de datos. También coordinará los esfuerzos de educación y divulgación. DOE, a través de un proyecto conjunto encabezado por el Laboratorio del Acelerador Nacional SLAC, desarrollará la cámara de gran formato.

Además, la República de Chile servirá como anfitrión del proyecto, proporcionando (y protegiendo) el acceso a algunos de los cielos más oscuros y más claros en el mundo sobre el sitio en que estará ubicado el LSST, el Cerro Pachón, un pico de la montaña del norte de Chile. El sitio fue elegido a través de un concurso internacional debido a los cielos prístinos, los bajos niveles de contaminación lumínica, el clima seco y la infraestructura robusta y fiable disponible en Chile.

"Chile tiene condiciones naturales extraordinarias para la observación astronómica, y esto se demuestra una vez más por la decisión de construir este telescopio único en Cerro Pachón," dice el Presidente de CONICYT Francisco Brieva. "Estamos convencidos de que el LSST traerá importantes beneficios para la ciencia en Chile y en todo el mundo mediante la apertura de una nueva ventana de observación que nos llevará a nuevos descubrimientos."
En el año 2020, se espera que el 70 por ciento de la infraestructura astronómica del mundo esté concentrada en Chile.
Fuente:Symmetry

viernes, 10 de abril de 2015

CIENTÍFICOS PONEN A PRUEBA LOS TELÉFONOS MÓVILES INTELIGENTES PARA ADVERTIR TERREMOTOS

Imagen del terremoto del 27 de febrero de 2010 - Chile

Chile, como Japón y otras zonas del planeta, se caracteriza por sus grandes terremotos que han destruido cada cierto tiempo  grandes extensiones del país. Es por lo tanto, de gran interés el trabajo científico que aparece en la Revista Science Advances y que el USGS de los Estados unidos expone en su página Web de la cual se hace eco la págia del JPL Caltech de la NASA vía Universidad de Caltech Houston.

Los teléfonos móviles  y otros dispositivos electrónicos personales, podrían ayudar en las regiones donde se encuentran en un uso generalizado, pudiendo  funcionar como sistemas de alerta ante grandes  terremotos, es la nueva investigación científica recién publicada.
Esta tecnología podría ser de gran utilidad en regiones del planeta que no tienen los recursos económicos necesarios para sostener un sistema de alta calidad que permita una alerta temprana ante estos eventos de la naturaleza, sistemas que son muy costosos y que esta opción aparte de ser más convencional, también podría contribuir con otros sistemas.

El estudio, dirigido por científicos del Servicio Geológico de Los Estados Unidos (USGS) ha sido  publicado el 10 de abril de 2015 en el volumen inaugural de la nueva revista AAAS Science Advances, encontró que los sensores colocado en los teléfonos móviles u otros dispositivos similares podrían utilizarse para construir sistemas de EEW (Earthquake Early Warning System – Sistema de Alerta Temprana de Terremotos - en español).
A pesar de ser menos precisos que los instrumentos científicos, los receptores GPS (Global Positioning System - Sistema de Posicionamiento Global en español) instalado en un teléfono móvil puede detectar el movimiento de la tierra (el desplazamiento) causado por el movimiento de la falla en un terremoto mayor.

Utilizando una multitud de opciones [“Crowdsourcing”] que utilizan los teléfonos móviles los terremotos podrían ser detectados, analizados y las alertas de terremotos podrían ser programadas, pudiéndose transmitir de nuevo a los participantes que utilizan el sistema.
“Un Crowdsourcing de alertas significa que la comunidad se beneficiará por los datos generados por la comunidad", dijo Sarah Minson, geofísica del USGS y autora principal del estudio. Minson fue una investigadora que trabajo en este estudio antes de recibir su doctorado en Caltech.

Los Sistemas de EEW detectan el comienzo de un terremoto y emiten rápidamente advertencias a las comunidades y a los sistemas automáticos antes de que se sienta el sacudimiento de la tierra donde se ubican. 
Aun cuando gran parte de la población mundial es susceptible a terremotos dañinos, el sistema EEW  que opera en la actualidad está  operando sólo en unas pocas regiones del mundo, incluyendo a Japón y México. "La mayoría del mundo no recibe las alertas de terremotos debido principalmente al costo de la construcción de las redes operativas científicas necesarias", dijo el geofísico del USGS y líder del proyecto Benjamin Brooks.
Los investigadores probaron la viabilidad del “Crowdsourcing” del EEW con una simulación de un terremoto hipotético de magnitud 7,0 y con datos reales del terremoto de magnitud 9 ocurrido en el año  2011 en Tohoku-oki, Japón. Los resultados muestran que el “Crowdsourcing” del sistema EEW podría lograrse solamente con un pequeño porcentaje de personas en un área determinada que contribuye al recibir la  información en sus teléfonos móviles. Por ejemplo, si los teléfonos móviles de menos de 5.000 personas en una área grande metropolitana respondieran, el terremoto podría ser detectado y analizado suficientemente rápido como para emitir una advertencia a las áreas más lejanas antes del fuerte sacudimiento de la tierra. "La velocidad de una alerta electrónica viaja más rápido que el sacudimiento de un terremoto", explicó Craig Glennie, autor y profesor de la Universidad de Houston, Tejas.

Los autores encontraron que los sensores de los teléfonos móviles y dispositivos similares se podrían utilizar para emitir alertas de terremotos para los temblores de magnitud aproximadamente a 7 o más grande, pero no para terremotos de menor intensidad, sin embargo sirve para terremotos potencialmente dañinos.
Un sistema integral de EEW  requiere una densa red de instrumentos científicos. Un sistema científico EEW de alto grado, como el sistema ShakeAlert del Servicio Geológico de los Estados Unidos (USGS) que se está aplicando actualmente en la costa oeste de los Norteamérica, será capaz de ayudar a disminuir el impacto de los terremotos en un amplio rango de magnitudes. Sin embargo, en muchas partes del mundo donde no hay recursos suficientes para construir y mantener redes científicas, el consumo electronicos es cada vez más común, un sistema “Crowdsourcing” EEW  tiene un potencial significado.

"El sistema EEW (Earthquake Early Warning System) de los EE.UU. se está construyendo en nuestras redes de alta calidad científica, pero enfoques de “Crowdsourcing” pueden aumentar nuestro sistema y tienen un potencial real para hacer advertencias posibles en lugares que no cuentan con redes de alta calidad", dijo Douglas Given, coordinador de USGS de ShakeAlert Earthquake Early Warning System, el sistema EEW (Earthquake Early Warning System). La Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional ya ha acordado financiar un proyecto piloto, en colaboración con el Chilean Centro Sismológico Nacional, para poner a prueba una sistema híbrido de EEW (Earthquake Early Warning System) piloto que consiste de sensores de teléfonos móviles autónomos y sensores de grado científico a lo largo de la costa chilena.
"El uso de los teléfonos móviles como una red de sensores  - y la visión estadística de que muchos instrumentos imprecisos pueden contribuir a la creación de medidas más precisas - tienen una amplia aplicación incluyendo un potencial y gran beneficio para las comunidades donde no exista una red de instrumentos científico", dijo Bob Iannucci de la Universidad Carnegie Mellon, Silicon Valley en California.
"Hace treinta años tomó meses montar una imagen en crudo de las deformaciones de un terremoto. Esta nueva tecnología promete ofrecer una imagen casi instantánea con una resolución mucho mayor," dijo Thomas Heaton, coautor del estudio y profesor de Ingeniería de Sismología en Caltech.
"Los datos de`”Crowdsourcing” son menos precisos, pero para los terremotos mayores que causan grandes cambios en la superficie del suelo, contienen suficiente información para detectar que se ha producido un terremoto, y tiene la información necesaria para un sistema de alerta temprana de terremotos", dijo el coautor del estudio Susan Owen de la NASA Jet Propulsion Laboratory, Pasadena, California.

Esta investigación fue una colaboración entre científicos del USGS, Instituto de Tecnología de California (Caltech), la Universidad de Houston Laboratorio de la NASA’s Jet Propulsion, y la Universidad Carnegie Mellon-Silicon Valley, y se incluye el apoyo de la Fundación Gordon y Betty Moore. 

Fuente: USGS / NASA JPL Caltech Laboratory / Science Advances