viernes, 8 de junio de 2018

LA “TB” DESACTIVADA. LA LUCHA CONTRA LA TUBERCULOSIS CON DESENCADENANTES MAGNÉTICOS


Terapéutica

La tuberculosis (TB) afecta a alrededor de un tercio de la población mundial y es causada por la inhalación del Mycobacterium tuberculosis (Mtb) y la posterior infección en los alvéolos de las vías respiratorias inferiores.
Los tratamientos contemporáneos están limitados por el tejido regenerativo que rodea los sitios infectados, lo que dificulta la administración efectiva de medicamentos. Además, los tratamientos actuales se basan en la administración de medicamentos por vía oral o por inyección.
La naturaleza prolongada de la administración de estos medicamentos también causa problemas adicionales para un tratamiento efectivo, al aumentar las posibilidades del desarrollo de cepas de Mtb resistentes a los medicamentos.
Los medicamentos inhalables ofrecen una mejora para la administración de medicamentos, ya que pueden dirigirse directamente al sitio infectado en los pulmones. 
Los sistemas de soporte para estos medicamentos también los protegen hasta que se necesitan en el sitio objetivo y son efectivos para controlar la liberación del medicamento.

En su artículo en Advanced Healthcare Materials, Manuela E. Gomes y sus colaboradores, las micropartículas a base de gelatina se proponen como portadores inhalables de polvo seco para un fármaco antituberculosis candidato, P3 . Estas micropartículas son biocompatibles, no tóxicas, biodegradables y se combinan con nano partículas de óxido de hierro 


Superparamagnéticas (SPION) para que sean magnéticamente receptivas.

Una sección transversal de una de estas micropartículas se muestra a la izquierda, donde los puntos negros son los SPION. El recuadro muestra un pequeño grupo de estas micropartículas.
Debido a que son magnéticamente receptivos, una vez inhalados pueden controlarse magnética y remotamente para liberar el fármaco antituberculoso mediante la aplicación de un campo magnético alterno (AFM). La actividad de los SPION cuando está en un AFM calienta los MP (aunque insignificantemente), desencadenando una liberación rápida del fármaco antituberculosis, que sin un AFM puede tardar varios días en difundirse de forma natural a través de la superficie de gelatina de la micropartículas.
Los experimentos de estas micropartículas en diversos entornos celulares demostraron su biocompatibilidad y efectos no tóxicos en las células vivas.
Se espera que estos interesantes resultados tengan potencial para el desarrollo de terapias accesibles basadas en la inhalación para combatir la TB.
Además, el hecho de que los productos terapéuticos sean magnéticamente receptivos allana el camino para tratamientos de TB que son más eficaces y específicos del sitio que las alternativas clínicas actuales. Dado que la tuberculosis afecta a tantos millones de personas cada año, este es un progreso prometedor en la lucha contra esta enfermedad, y ciertamente un área de investigación que vale la pena ver.
Fuente: ADVANCED Science News – Micro- Nanotecnología – Terapéutica- Kieran O’Brien 04. Junio.2018

Traducción libre de Soca










Fuente: ADVANCED Science News – Micro- Nanotecnología – Terapéutica- Kieran O’Brien 04. Junio.2018

No hay comentarios: